Sosa cáustica, regulador de pH para la galvanoplastia
La sosa cáustica o hidróxido de sodio (NaOH) se distribuye como un sólido blanco en presentaciones de escamas, lentejas, microperlas o gránulos.
sosa cáustica, ph, galvanoplastia, escamas, gránulos, lentejas, industria química
16604
post-template-default,single,single-post,postid-16604,single-format-standard,bridge-core-2.7.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-25.7,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive

Sosa cáustica, regulador de pH para la galvanoplastia

La sosa cáustica o hidróxido de sodio (NaOH) se distribuye como un sólido blanco en presentaciones de escamas, lentejas, microperlas o gránulos. Se trata de un compuesto químico alcalino fundamental para diversos procesos industriales.

Una de las principales aplicaciones de la sosa cáustica está en la galvanoplastia, en donde se utiliza como un componente fundamental para el control de pH.

En Galvanoquímica Mexicana somos especialistas en productos químicos para la galvanoplastia y nuestro servicio incluye la mejor asesoría para tu proceso ¡Contáctanos!

La sosa cáustica como mejorador alcalino

Uno de los pasos fundamentales en la fabricación y acabado de metales, incluyendo la galvanoplastia, es la limpieza. La limpieza alcalina es el pilar de este proceso a nivel industrial y puede requerir procedimientos físicos o químicos.

Los limpiadores disponibles en el mercado son muchos y varían en tipo y formulación; sin embargo, muchos de ellos utilizan sosa cáustica como mejorador alcalino.

El término “mejorador alcalino” hace referencia a un amplio grupo de productos químicos como la sosa cáustica (NaOH), la potasa cáustica (KOH) y diversos fosfatos, silicatos y carbonatos.

Galvanoplastia

Estos productos químicos suministran la alcalinidad necesaria para la formulación de limpiador. Las opciones de alta alcalinidad saponifican grasas y aceites vegetales. Estas sales alcalinas también neutralizan los contaminantes ácidos y ayudan a dispersar los aceites.

Los mejoradores alcalinos pueden variar considerablemente y deben ser elegidos cuidadosamente con respecto al sustrato metálico que se está limpiando.

La sosa y potasa cáustica; por ejemplo, son sustancias altamente alcalinas (pH 12 a 14) por lo que no son seguras para usarse en metales blandos como el aluminio o el zinc.

Galvanoquímica Mexicana te ofrece la mejor disponibilidad de sosa cáustica para cualquier proceso, contamos con transporte propio, entregas inmediatas y la mejor asesoría y servicio post-venta. 

¡Comunícate con nosotros!

No Comments

Post A Comment